Desde el miércoles 3 de junio se reactivan algunos puntos de obra del Metro de Quito.

El Metro de Quito vuelve a la obra

El miércoles 3 de junio de 2020, la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito, EPMMQ, y el consorcio constructor CL1, retomaron las actividades constructivas en cinco frentes de obra. Con el paso a semáforo amarillo, el proyecto incorporará el 50% de los trabajadores hasta el 15 de junio, cumpliendo con los protocolos de seguridad y distanciamiento social definidos por el COE Nacional.

Desde las 07:30 llegaron de forma paulatina los trabajadores que se encargan de la construcción del Metro de Quito. Antes de ingresar, los equipos médicos de cada estación tomaron la temperatura y levantaron una ficha de monitoreo que sirve como control previo. Todos los trabajadores son instruidos por el personal médico con las nuevas normas de bio seguridad, pasan a un área de desinfección y se les dota de los insumos de protección como mascarillas, guantes y gafas.

“La construcción del Metro de Quito constituye un impulso a la productividad de la ciudad. Sin embargo, no podemos ser productivos si no estamos seguros. Por eso, implementamos protocolos de bioseguridad y medidas de prevención estrictas para todos nuestros colaboradores”, explicó Edison Yánez, Gerente General de la EPMMQ.

Dentro de estos protocolos se estipula que el ingreso de los trabajadores será paulatino hasta reiniciar las actividades en todos los frentes de obra. Noe Morales, trabajador de la estación La Magdalena, dijo que “volver al trabajo significa tener el pan del día para llevar a nuestros hijos, a nuestra familia”. Como él, 45 personas ingresaron a esta estación para retomar sus labores.

Frentes de obra habilitados el miércoles 3 de junio de 2020:

  • Magdalena
  • Talleres y Cocheras (Quitumbe)
  • Fondo de Saco (El Labrador)
  • Solanda
  • 24 de Mayo (San Francisco)

El protocolo de bioseguridad, elaborado por Metro de Quito y el consorcio constructor CL1, cuenta con más de 50 procedimientos para disminuir los riesgos de contagio dentro de la obra. Uno de los requisitos más importantes es la prueba que detecta el covid-19, sin este examen no es posible ingresar a las 15 estaciones. Es preciso recordar que en los últimos días se han realizado más de 300 pruebas PCR de detección de COVID-19 a los trabajadores de la obra y del área administrativa.

Actualmente el Metro de Quito cuenta con un avance aproximado del 93% en obra. Además, desde el área administrativa continúa el proceso de socialización con las empresas internacionales interesadas en operar este sistema de transporte. Justamente, el miércoles 3 de junio, a las 10:00, se llevó a cabo la reunión semanal de avances en la entrega de documentación y solventando dudas de estas empresas para que el proceso de presentación de oferta pueda llevarse a cabo de una forma más rápida. La Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito reafirma su compromiso de construir la obra de movilidad y transporte más importante de la historia moderna de la ciudad.