El segundo tren del Metro de Quito llega al país

La Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito informa a la ciudadanía que este miércoles 23 de enero, llegó al puerto de la ciudad de Manta el segundo de los dieciocho trenes que arribarán periódicamente a Quito durante el 2019.

Recordamos que, en julio de 2016, la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito (EPMMQ), concretó el acuerdo para la adquisición de los trenes, con la firma española CAF (Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles), por $183 millones. El acuerdo incluyó los vehículos auxiliares, equipos y herramientas de taller y el lote de repuestos.

La empresa ferroviaria CAF ha desarrollado proyectos de este tipo para las ciudades como Washington, México DF, Monterrey, Medellín, Caracas y Santiago de Chile, lo que da cuenta de su vasta experiencia en este ámbito.

Características de los trenes de Metro de Quito:

Los trenes son diseñados siguiendo los máximos estándares de seguridad ferroviaria y según los requerimientos de la normativa internacional vigente.

La longitud del tren es superior a 109 metros y los compartimentos de pasajeros son ergonómicos (cómodos para los pasajeros) y brindan confort de los pasajeros.

Cada tren tendrá una capacidad máxima de 1.500 pasajeros, es decir, diez veces la capacidad de los Trole Buses.

Cada tren dispondrá de 132 asientos, 22 por vagón.

Cada vagón dispone de cuatro puertas por costado, lo cual optimizará la rapidez de intercambio de pasajeros en las estaciones de la línea.

El tiempo de vida útil de los trenes es de 35 años cada uno, o 4´500.000 km.

Están dotados de un sistema de información al usuario: letreros electrónicos de información, avisos sonoros, detección de incendios, Wifi, etc.

Están diseñados para atender las necesidades de pasajeros con discapacidad: espacios específicos dentro de los coches, asientos preferenciales, avisos sonoros, rampas entre el andén y el coche.

Tendrán una velocidad promedio de 40 km/hora y recorrerán los 22 km que unen a Quitumbe con El Labrador en tan solo 34 minutos. (En la actualidad, la velocidad promedio del transporte público en superficie es de menos de 18 km/hora).

En caso de emergencia y ante la necesidad de evacuar los trenes, éstos tendrán escaleras semiautomáticas accionadas por el conductor para llevar a los pasajeros hasta el nivel de rieles y así proceder a la evacuación hacia superficie.