“El Metro es una obra ejemplar que no tiene barreras arquitectónicas”, es el resultado de un recorrido conjunto del Metro de Quito con CONADIS en Estación Cardenal de la Torre.

Metro: ejemplo de inclusión y accesibilidad

“El Metro es una obra ejemplar que no tiene barreras arquitectónicas”, es el resultado de un recorrido dirigido por la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito, EPMMQ junto a representantes del Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades, CONADIS el viernes 25 de septiembre, en la Estación Cardenal de la Torre, en el sur de la ciudad.

Carlos Caicedo, representante del Eje de Accesibilidad, Movilidad y Vivienda del CONADIS, realizó una observación técnica del cumplimiento de la normativa de accesibilidad para personas con discapacidad, personas con movilidad reducida, adultos mayores, niños, niñas o personas en condición discapacitante como por ejemplo, personas con muletas. Durante el recorrido se revisaron varias áreas de la estación Cardenal de la Torre como acceso principal, vestíbulo, ascensores, escaleras eléctricas, pasillos interiores, andén, etc. También se revisaron espacios de la Zona Metro que se encuentra en la superficie de esta estación.

Entre los siguientes pasos en el proceso de coordinación con CONADIS están recorridos en trenes y las demás estaciones, incluso cuando se instalen los sistemas de cobro, para tener un informe técnico completo de todo el sistema del Metro de Quito, el primer medio de transporte masivo pensado con inclusión desde sus primeras fases de diseño. Otras acciones conjuntas serán la capacitación y sensibilización al personal sobre el trato a personas con discapacidad, uso de lenguaje inclusivo (no peyorativo) y accesibilidad universal que complemente los esfuerzos ya instalados en la obra.

Además de las instalaciones que buscan generar inclusión y accesibilidad para todos, es importante que los ciudadanos respetemos los espacios destinados para personas de grupos de atención prioritaria. De esa forma podremos brindar un servicio de calidad.

La EPMMQ reafirma su compromiso de construir la obra de movilidad y transporte más importante de la historia moderna de la ciudad.