Desde la noche del martes 27 de octubre se cerrará por 30 días el sentido este – oeste del viaducto de la 24 de Mayo.

Cierre del nivel inferior del viaducto de la 24 de Mayo

Desde las 22:00 del martes 27 de octubre se cerrará el sentido este – oeste del viaducto de la 24 de Mayo (desde La Marín hacia el mercado de San Roque). En este carril se encuentra uno de los accesos a la estación San Francisco del Metro de Quito. Este cierre corresponde a repavimentación del tramo mencionado y tendrá una duración de 30 días hasta fines de noviembre.

Los trabajos por realizar corresponden a la demolición del pavimento existente en el nivel menos dos del viaducto para la instalación de anclajes y malla. Posteriormente, se realizará la repavimentación de los 600 metros cuadrados intervenidos y la colocación de resina especial protectora. El nivel superior del viaducto, sentido oeste – este se mantendrá habilitado y sin afectación.

Para efectos del cierre se han coordinado medidas con el consorcio constructor CL1, la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito (EPMMQ), la Agencia Metropolitana de Transporte (AMT) y la Secretaría de Movilidad. Se tiene preparado un operativo especial que incluye socialización en puntos clave, como el redondel de Cumandá; y el apoyo de personal técnico en los desvíos de circulación vehicular que serán por las calles Piedra, Fernández Madrid, Montúfar, Esmeraldas, Olmedo, Benalcázar y Mejía. Las vías habilitadas para la movilización hacia el norte serán las avenidas Simón Bolívar, Velasco Ibarra y Pichincha.

Por su parte, la Secretaría de Movilidad ha coordinado los desvíos correspondientes para las operadoras de transporte público que se verán afectadas por este cierre, es decir las rutas La Planada – Marín (Rapitrans) y Tola – San Roque (alimentadores de la Empresa de Pasajeros). Se habilitará una parada provisional en la calle Sucre para atender a los usuarios por los cambios de ruta.

El avance general del proyecto de movilidad más moderno del país es del 96%. Actualmente, se trabaja en la terminación de los acabados arquitectónicos en estaciones, la reposición de los puntos intervenidos en la ciudad y las pruebas de movimientos de trenes a lo largo del túnel.

La Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito reafirma su compromiso de trabajo para avanzar en la construcción de la obra de movilidad y transporte más importante de la historia moderna de la ciudad.