logo
[custom-twitter-feeds]


 

Se cumplió primera etapa de pruebas del tren del Metro de Quito

La Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito informa a la ciudadanía que este lunes 19 de noviembre, el alcalde Mauricio Rodas acompañó las primeras pruebas sobre rieles del tren del Metro de Quito, en el sector de Talleres y Cocheras.

La prueba en superficie realizada contempla mover el tren por la playa de vías con apoyo del “locotractor”. Estas pruebas no utilizan energía aún y tienen como finalidad comprobar el acople mecánico del tren. Para enero se tiene programado la realización de pruebas con electricidad.

Con satisfacción, el alcalde Rodas y los distintos invitados comprobaron el correcto funcionamiento del equipo rodante, cumpliendo otro hito en el proyecto de infraestructura de transporte más grande del país.

Las fases de prueba de los trenes comprenden:

FASE 1: DESCARGA Y ACOPLE:

Una vez que llegaron los seis vagones del primer tren a Talleres y Cocheras, se realizó la composición de la unidad (armar el tren).

Las actividades por desarrollar son:

  • Mecánicas: acoples mecánicos, cierre y verificación del pasillo de intercomunicación.
  • Eléctricas: ejecución y revisión de las conexiones eléctricas, control y comunicaciones existentes entre coches.
  • Neumáticas: ejecución y revisión de las conexiones neumáticas existentes entre coches.
FASE 2: PRUEBAS ESTÁTICAS:

Debido al transporte de las unidades, con esta actividad se pretende asegurar que el tren tenga las mismas condiciones con las que se certificó antes de salir de fábrica y garantizar que todos los sistemas funcionen.

Las principales pruebas por desarrollar son en los siguientes sistemas:

  • Pantógrafo,
  • Comunicaciones,
  • Puertas,
  • Comprobación de la integridad del tren.
FASE 3: PRUEBAS DINÁMICAS:

El objetivo de estas pruebas es verificar que el tren cumple con las especificaciones técnicas necesarias. Las principales pruebas por desarrollar, en vacío y en carga son:

  • Niveles de aceleración,
  • Niveles de frenado,
  • Comportamiento dinámico,
  • Seguridad al descarrilo,
  • Comunicaciones,
  • Sistema de información al viajero,
  • Equipo de señalización embarcado.

Después de haber realizado lo descrito anteriormente, el tren estaría disponible para iniciar la fase de marcha blanca o pruebas de integración, que es donde se comprueba la funcionalidad integral de todos los sistemas.

El tren del Metro de Quito es una unidad eléctrica bidireccional, compuesta de 6 vagones, dos de ellos vagones remolques con cabina, ubicados en los extremos del tren; y cuatro vagones motores intermedios.

Las cabinas disponen de un puesto de conducción centrado de amplia visibilidad, puertas de acceso de cada lado para el personal de operación y una tercera puerta que comunica al compartimiento de pasajeros.

La tensión eléctrica de alimentación del tren es de 1500 VCC.

Se estima que en los primeros días de 2019 llegue el segundo de los 18 trenes que compondrán la primera flota, y a lo largo del año se recibirán los restantes. Al momento, la construcción de los trenes en la fábrica española CAF alcanza un avance de más del 35%. Cada tren tiene una capacidad máxima de 1500 pasajeros, una vida útil de 35 años y una velocidad de circulación máxima de 100 kilómetros por hora; estarán listos para la entrada en operación a finales del próximo año.